Venus en Tauro: la sensualidad de la simpleza para crear abundancia

Comenzando la Lunación de Géminis, Venus, el planeta Yin del Universo, concluyó su tránsito por Aries para entrar en Tauro, su signo regente, su casa, su lugar.

Desde Tauro, Venus nos brinda la capacidad de desplegar alas para abrazar la simpleza, y hacer contacto directo con la fuente de los placeres corporales. Ir a lo simple es la clave, para permitirnos darnos cuenta, es decir, tomar conciencia de lo que materialmente, concretamente, nos genera placer. Sobre todo placer en el cuerpo.

Venus en Tauro nos abre completamente los cinco sentidos: el tacto, el olfato, el gusto, la vista y el oído. Y con las percepciones corporales abiertas y encendidas, las sensaciones físicas están también disponibles para entrar en contacto con el placer. Si dejamos que nuestro cuerpo nos hable, si nos permitimos  entrar en pleno contacto con nuestras percepciones corporales, tendremos la oportunidad de crear conciencia sobre lo que hoy significa “placer” para cada uno de nosotros. Entrar en contacto con lo que expresa el cuerpo, tomar conciencia y producir todo aquello que nos permite disfrutar de la vida en la Tierra, es parte de la energía que nos irradia este emplazamiento desde el Cielo. Recuerda: la clave es ir a lo más simple y entrar en pleno contacto consciente con los cinco sentidos!

Venus en Tauro- Transitos - Astrologia Psicologica- Daily Astral - Diario de Astrologia - Argentina - Uruguay - Punta del Este

Como te dije anteriorimente, Venus es el planeta que representa la energía femenina, y se expresa en la forma de dar y recibir amor, goce sensual y cuidado con los demás. El deseo y la atracción, el amor por uno mismo, el erotismo, la autoestima, la belleza y la armonía, son el eje central de esta energía.Venus es la Diosa del Amor, y también simboliza nuestra capacidad de dar forma e identidad a lo que valoramos. Nuestra Venus natal (su posición en nuestra Carta Natal) nos habla de cómo funciona este patrón en nuestra personalidad de base, e influye en la forma que realizamos nuestras elecciones personales. Además, actualizando esa energía y trayéndola al Aqui & Ahora, el tránsito de Venus por los diferentes signos del Zodíaco nos invita a tomar conciencia del Amor a través de la lente de cada energía universal.

Bien. Tauro es energía que corresponde al elemento Tierra, modalidad Fija. Tauro representa la materia, la estructura, el contacto con el nivel físico de la existencia. El cuerpo es la primer estructura de nuestro espíritu, y a través del cuerpo nos conocemos. Por eso, la energía taurina se manifiesta a través de la conciencia corporal, el contacto con las sensaciones físicas, los cinco sentidos, y desde esa simpleza absoluta, la conciencia del placer, el goce, la sensualidad del disfrute pleno, la valorización como recurso para producir energía y abundancia.

Tauro es energía que actúa en contacto íntimo con la sustancia profunda de los organismos, dando vida a los sentidos, e incitando a la tierra de la humanidad a convertirse en fructífera. Por eso, Tauro nos une íntimamente con nuestra fuente de placer para la creación de vida. Tauro es conciencia del presente, el Aquí & Ahora, lo único que existe realmente. Tauro irradia percepción concreta y poderosa orientada a la satisfacción de las necesidades y funciones corporales, a la capacidad de goce y disfrute de los placeres con seguridad. La oportunidad es incorporar la comprensión de la naturaleza y su funcionamiento, la estabilidad, el contacto, las sensaciones, la contemplación de la abundancia de la Vida, el disfrute y la producción de todo aquello como forma de retroalimentación de la Vida en el Universo.

Entonces, durante este tránsito, Venus en Tauro nos trae una inyección de energía para dejar de lado la mente y hacer contacto directo con los placeres del cuerpo, permitir la apertura a los cinco sentidos, e ir hacia lo más simple del goce: las sensaciones físicas. Venus en Tauro nos abre al disfrute pleno y abundante en profunda unión con la simpleza.

La gran oportunidad es crear conciencia de lo que REALMENTE (elemento Tierra) me genera placer en la vida (y eso tiene que ver con la simpleza absoluta!), y disponer mi energía para producir aquello que mi cuerpo quiere percibir para disfrutar de la maravilla de estar encarnados a nivel físico. Gozar, disfrutar, y hacer crecer el placer, alimenta nuestra energía toda, y con Venus en Tauro esa es la posibilidad: abrirnos a una nueva manera de disfrutar y producir placeres tomando conciencia de la sensualidad de la simpleza. Sobre todo a nivel vincular, es decir, en contacto con lazos íntimos.

Venus en Tauro es conciencia pura de lo más esencial de la Vida. Es compartir la simpleza de los placeres más grandes con otros. Es alimentar de disfrute al cuerpo, y desde allí al mundo, a la Vida misma.

Te sugiero esta lectura: La Ley de la Potencialidad Pura

SOMOS UN MILAGRO!

Enjoy your Body