Jung y la Astrologia

“Con considerable seguridad puede esperarse que una situación psicológica dada, bien definida, se acompañe de análoga configuración astrológica. La Astrología consiste en configuraciones simbólicas del inconsciente colectivo, que es el tópico principal de la psicología: los *planetas* son los dioses, símbolos de los poderes del inconsciente”. Carl G. Jung

El mundialmente conocido psicólogo suizo y antiguo discípulo de Freud, Carl Gustav Jung (1875-1961), fundador de la Psicología Analítica, ha reconocido a la Astrología como un saber íntimamente ligado a la psique humana, afirmando que “la Astrología representa la suma de todo el conocimiento psicológico de la antigüedad”. En su “Teoría de los Arquetipos” explicó el poder de los símbolos astrológicos y como éstos trabajan en la personalidad.

En este sentido, Jung consideró que los Doce Signos del Zodíaco son imágenes arquetípicas, manifestaciones del Inconsciente Colectivo. A partir de esta premisa, ubica a la Astrología dentro de una realidad psíquica, y para comprender cómo funcionan estos arquetipos en nuestra personalidad es necesario desarrollar una actitud o pensamiento simbólico.

Jung afirma en su libro “Tipos Psicológicos” que la disposición individual preexiste como un factor en la niñez; es innata, y no puede ser adquirida en el transcurso de la vida. Toda la teoría astrológica esta basada en este principio.

En este sentido, la Astrología puede ayudar a descubrir la naturaleza de esta semilla innata del Ser Humano, y a partir de ello crecer y potenciar el desarrollo y evolución.

“La Astrología no solo puede hablarnos del Yo que conocemos, sino también del que no conocemos” escribe Liz Greene en “Relaciones Humanas”. La Carta Natal es un mapa de la psique, y puntualiza rasgos del carácter que aun no se han vuelto conscientes. Con su ayuda podemos llegar a conocernos mejor y arribar a un mayor entendimiento de nuestra verdadera naturaleza. La Psicología Analítica de Jung intenta algo muy parecido: Individualización y llegada al verdadero Yo.

Sincronicidad

El concepto de sincronicidad es una de las bases principales de la Astrología y también de la Psicología Analítica de Jung. Esta actitud de asumir las conexiones significativas entre fenómenos que ocurren simultáneamente, bajo una mirada del Universo interconectado de manera íntima con todos los seres, nos permite vivir nuestra experiencia como parte integrante del proceso de creación universal. Cuando yo realizo una creación el Universo crea a través mío.

La Astrología esta basada en este principio del sincronismo. La influencia del Cielo y las Estrellas no existe en un sentido causal. No hay ningún tipo de influencia causal.

Como es abajo es arriba.
Como es arriba es abajo.
Para que el milagro del Unico sea alcanzado.

Entonces, si se puede decir que lo universal se refleja en lo específico, y los eventos del Cielo se reflejan en la Tierra, es vital, considero yo, conocernos a través de la Astrología para así poder ligarnos al Universo y a la Naturaleza y co-crear la vida en unión y sinergia.

Las posiciones del cielo en un momento en particular, por reflejar las cualidades de ese momento, también reflejan las cualidades de cualquier cosa nacida en ese momento. […] Una no es causa de la otra; están sincronizadas y se reflejan mutuamente. Liz Greene

Arquetipos

Usualmente se considera que Sigmund Freud “descubrió” el inconciente como aquella parte de la psique que contiene experiencias desagradables o traumáticas que han sido reprimidas por la mente conciente. Jung va un paso más allá: En su opinión no solo hay un inconciente individual, si no también uno colectivo, el cual contiene la inmensa herencia psíquica de la evolución humana. De acuerdo a Jung, esta herencia renace en la estructura de cada individuo.

Jung descubrió que muchos de estos símbolos son de naturaleza universal. Pueden ser encontrados en los mitos y cuentos de hadas de todos los pueblos. Muestran un “conocimiento” o “sabiduría” común a toda la humanidad. Por eso Jung llamó a estos símbolos Imágenes Primordiales o Arquetipos.

Un símbolo arquetípico central en la Astrología es el circulo de la Carta Natal, el mandala astrológico. En todas las culturas el círculo es considerado un símbolo de totalidad, y de la misma manera la Carta Natal representa la totalidad de lo individual y el arquetipo del “Yo”. Es una representación simbólica de los patrones energéticos universales en la persona individual, cómo se manifiestan los Planetas y Constelaciones de Estrellas en el Ser Humano. En estos símbolos podemos ver las semillas de la personalidad potencial del individuo. Jung describe los planetas como “dioses“, símbolos o poderes de lo inconciente. Estos “dioses” trabajan en forma diferente en cada persona.

Tipos Psicológicos

Otra de las bases fundamentales para la psicología jungiana es la categorización de las personas en cuatro tipos psicológicos. De acuerdo a su teoría, el conciente conoce cuatro modos principales de percepción los cuales se expresan de manera diferente y más o menos fuerte en cada individuo: Pensar, Sentir, Percibir e Intuir. Estas pueden ser definidas como dos pares contrarios: Pensar y Sentir son opuestos racionales (en el sentido que evalúan y juzgan a las cosas). En tanto Percibir e Intuir son consideradas funciones irracionales, ya que no juzgan a las cosas, sino que las registran.

Tipos Psicologicos, Astrología, Psicología y los Cuatro Elementos

Por supuesto que las cuatro no son igualmente fuertes en cada individuo. Una función domina, mientras que las otras tienden a estar “subdesarrolladas”. Para poder volverse una totalidad, una persona debe intentar desarrollar los cuatro modos de percepción. Esta es una tarea dificultosa que deviene a partir del trabajo profundo y consciente en pos del desarrollo de la personalidad.

Estos cuatro tipos psicológicos, cuatro modos principales de percibir el mundo exterior en nuestro interior, se relaciona íntimamente con la Astrología y  los Cuatro Elementos en la Carta Natal.

Los Cuatro Elementos, Fuego, Tierra, Aire y Agua, son los pilares de la Astrología, y su disposición en la Carta Natal de la persona nos mostrará cómo percibe internamente el mundo exterior.

“Nadie desarrolla su personalidad porque se le diga que es bueno y oportuno hacerlo. Jamás la naturaleza se ha dejado imponer mediante bondadosos consejos. Solo una causa eficaz que crea un apremio pone a la naturaleza en movimiento, incluso la naturaleza humana. Sin necesidad nada cambia, aún menos la naturaleza humana que es inmensamente conservadora por no decir inerte; es necesario una grave necesidad para estimularla fuertemente. Así, el desarrollo de la personalidad no obedece a ningún deseo, ninguna orden, ningún aviso. Solo obedece a la necesidad; es preciso que sea motivado por la coacción de un destino interno o externo”. –

Carl G. Jung

Astrologia Psicologica- Jung - Psico Astrologia - Buenos Aires - Punta del Este

Anuncios